2 jul. 2008

Gracias Dios por nuestra Koinonía

Koinonía es un concepto teológico que alude a la comunión eclesial y a los vínculos que ésta misma genera entre los miembros de la Iglesia y Dios, revelado en Jesucristo y actuante en la historia por medio del Espíritu Santo.

La palabra griega comúnmente traducida como "comunión" (koinonía, Hch. 2.42 y Jn. 1.3), implica mucho más que socializar en fiestas de iglesia o conversar a la entrada de la iglesia después de la Eucaristía del domingo. Significa "tener vidas en común." Los cristianos del primer siglo lo demostraban a través de la generosidad espiritual, social y material unos con otros. Viviendo en comunión: "compartir común de la gracia y las bendiciones de Dios", una definición que se acerca a la idea bíblica de koinonía.

El concepto bíblico de comunión es importante entenderlo y vivirlo. En la iglesia primitiva había una relación entre la calidez de corazón hacia Dios y la generosidad de unos con otros. Tan cercanas eran estas relaciones que los primeros cristianos no se veían a sí mismos como individuos aislados, sino como "miembros unos de otros" en las "comunidades" donde las personas crecían hasta la madurez espiritual y cooperaban unos con otros en el avance del Reino de Dios. Dentro de estas comunidades se fortalecían, se apoyaban, se corregían fraternalmente y se protegían de todas las circunstancias, peligros y tentaciones que como cristianos pudieran enfrentar en la vida común adentro o afuera de la comunidad. De esta forma estaban bien preparados para enfrentar todo lo que el diablo pudiera lanzarles cuando salían al mundo.

Esta calidad de relación contrasta abruptamente con la fe de muchos cristianos modernos, que empequeñecen su relación con Dios llevándola a un nivel individualista. Pero Dios nos ha llamado a "lograr la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, quien es la cabeza, corazón y razón de la Koinonía. (Ef. 4.13, 15 – 16).

Fuentes consultadas para este artículo: www.es.wikipedia.org y Comunidad por Jhon Wimber.

Luego de tantos días sin visitarles y hasta cierto punto tener "abandonado este espacio"; no por no quererlos, ni estar al tanto de este compromiso adquirido voluntariamente en esta "comunidad virtual", sino por pasar tiempo en el servicio del que nos llamó y nos amó primero: Jesucristo; y al ver que todos ustedes continúan visitándonos, orando por nosotros, sin importar el toma y dame bloggero: si me visitan visito o mejor visito para que me visiten... Bien humano y soez, por cierto; hemos decidido crear un gesto que otorgamos a TODOS Y CADA UNO DE LOS QUE VIVEN ESTA COMUNIÓN CON NOSOTROS. Si, ustedes mismitos, toditos, llévenselo... ¿¿Que lo quieren compartir con otros bloggers con los que viven en comunión tal y como lo expresa este pequeño artículo?? Chévere, nos parece fabuloso, pero regálenlo y agréguenle el sentido que tiene y el motivo por el cual, en nuestro caso se lo damos a ustedes. No es un premio, no es un mimo, es un Gesto fraternal y comunitario. Dios les guarde y les bendiga. Les amamos en Cristo Jesús. Nos vemos pronto.

16 comentarios:

  1. Laura, muchas gracias por este regalo. Un abrazo
    Exnume

    ResponderEliminar
  2. Buena iniciativa la tuya, muy interesante el blog y muy formativo. TE invito a

    www.lapalabracomentada.blogspot.com

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. ;)

    TE HE DEJADO UNA RECETA CON MUCHO AMOR EN MI BLOG CUANDO TENGAS UN TIEMPITO PASA A RETIRARLA.
    Y ME ENCUENTO CON TU HERMOSOS REGALO .
    GRACIASSSSSS¡
    BESOS A LOS DOS.

    ResponderEliminar
  4. Exnume: Un abrazo fraternal, gracias por considerarnos para una bendición tan importante. Dios te guarde.

    Javier, bienvenido a nuestra koinonía, espero que al igual que nuestros otros hermanos te sientas en confianza de llevarte este Gesto fraternal. Con mucho gusto te estaremos visitando y agregando a nuestros bloggers amigos.

    Mary, gracias por la receta, gracias por tu amistad y el don de tu vida. Un abrazo fraternal.

    ResponderEliminar
  5. Hola Laura,primero felicidades por tu esmero trabajo en koinonia.
    segundo por pensar en mí.

    De todos los seres humanos,los únicos que existen plenamente para nosotros son aquellos a los que amamos.

    ResponderEliminar
  6. Hola cariño!!
    Pues me he conectado y no te he visto, llevo como 2 días persiguiéndote, jejeje. Me falta visitar algunos blogs, entre ellos el de Icue. Poco a poco, vuelve la calma y el tiempo para evangelizar por este medio. Sabes que se te ama cariño, a ti y a los tuyos. Un abrazo fraternal. Gracias a todos, Dios les bendiga.

    ResponderEliminar
  7. Laura estoy encantada contigo, como dice tu regalo :"siempre estas ahí...", ¿que te parece si te cuento que el demonio lo vi dentro de mi comunidad?, desde entonces ando un poco perdida...Reza por mi
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  8. hola laura
    gracias por tu visita, la comuniòn debe ser una realidad actual vivida desde la iglesia y para el mundo, no se entiende a gente aislada, a menos que Dios le haya dado esa vocaciòn, de resto debemos permanecer unidos como en el primer proyecto de nuestro maestro Jesùs.
    un abrazo y mi bendiciòn, saludos a Cêsar...padre pineda

    ResponderEliminar
  9. Gracias a todos!! Padre Pineda, siempre eres bienvenido, cómo se portan los muchachos?? Jejeje.. Unidos en oración.

    ResponderEliminar
  10. Laura, tomo el gesto y lo publicaré. Gracias por los detalles que tienes.
    Un abrazo y Dios os bendiga

    ResponderEliminar
  11. Un abrazo par ti también Lourdes. Gracias a Dios por cada uno de ustedes, gracias a Dios por nuestra koinonía.

    ResponderEliminar
  12. Hola Laura que hermoso escrito y gesto.
    Esto demuestra que mas alla de las distancias se puede hacer comunidad. Pablo lo hacia por carta y nosotros por internet.

    Me alegro muchisimo ver el numero de muchachos que se confirmaron 120 es !Grandioso! Hoy que parece que se estuviera perdiendo la fe por todos lados es una bendicion estos 120 muchachos que han apostado a seguir a Cristo mas de cerca.

    En tu perfil vi que leiste Pie de Ciervas en lugares altos, libro que me han recomendado y no lo encuentro todavia aca en la Argentina.Me llamo mucho la atencion.

    Un abrazo grande para vos y Cesar. Que Dios los bendiga muchisimo.

    Teresa

    ResponderEliminar
  13. Gracias Teresa. Pues aquí ya no se consigue tampoco, ni antes ni ahora, pero veré cómo hago, a ver a quién contacto para conseguirlo y hacértelo llegar. El mio lo presté y no regresó. Ora al señor para que pueda conseguírtelo. Un abrazo fraternal... Dios te guarde.

    ResponderEliminar
  14. esta buenísimo, Dios los bendice a ustedes con tanta dedicación este blogger es un testimonio de la tecnología al servicio del Reino de Dios.

    GUSTAVO CORDOVA

    ResponderEliminar
  15. Gracias Gus!!!... Dios te guarde y te bendiga cariño. La bendición a mi sobrino.

    ResponderEliminar
  16. Aunque cada uno tenga una tarea pastoral diferente, en sociedades diferentes y a kilómetros de distancia, gracias a Dios tenemos algo en común, una misma fe en Cristo que nos ama.

    ¡Gloria a Dios!

    ResponderEliminar

¡Bendecid@! Deja tu saludo o comentario aquí.