9 may. 2010

A nuestras madres en su día (Todas ellas)

Pedir a Dios por nuestras madres es una acción que no solo debemos hacerla un día específico, ya que ellas le debemos la vida misma. Utiliza esta oración para bendecir a tu madre.

Oremos: Amado Señor, en tu palabra, nos enseñaste a honrar a nuestras madres. En este día tan especial, te damos gracias y oramos por todas las madres. Acompáñalas en todo momento. Pon en cada madre el amor y conocimiento de Dios para que se lo enseñen a sus hijos/as, ya que no hay mejor herencia para un hijo o hija que la de fe y esperanza en las promesas de Jesucristo. Bendice a las madres cuyos hijos/as están lejos en este día. Anímalas en la ausencia. Si la distancia causa tristeza, haz que los corazones se unan por el amor de Jesucristo. Amén.

Desde nuestro corazón, a Tishi (Carmen Alicia Viloria) Madre de Cesar que ya está en el cielo haciendo tremenduras y acompañando nuestro caminar. A Mi madre, mi negra (Ricarda Basalo) que su débil salud la ha hecho más fuerte espiritualmente. A todas las madres espirituales que hemos tenido en el camino, a todas las que han pedido o se han unido a nuestras oraciones... A todas, en cualquier condición que se encuentren, nuestro saludo, súplica y abrazo en este día... Dios les guarde y María, madre de la humanidad las cubra con su manto de amor, sea amiga, compañera, confidente y ejemplo de entrega total a la voluntad de Dios.

¡Alabado sea Jesucristo!