15 dic. 2012

En María puso su tienda: Guadalupe

Querid@s Herman@s:

Aunque tradicionalmente el 3er Domingo es el Domingo de Gozo, ya está cerca... Ya casi... Qué emoción. Se estremece nuestro ser... Personalmente la 2da Semana ha sido muy significativa.

Esta semana tuvimos la bendición entre otras cosas, de celebrar la Solemnidad de Nuestra Señora de Guadalupe, y es precisamente lo que hoy les quiero compartir, el evangelio vivo que para los cristianos ha de representar esta manifestación hermosa, contundente y maravillosa de Dios.

Es pues, María de Guadalupe, quien hoy nos hablará del verdadero sentido del Adviento y la Navidad. No voy a describir la historia de la manifestación, solo quiero puntualizar algunos detalles, luego de que contemplen junto conmigo la siguiente imagen: 


Cuando digo que María de Guadalupe (su imagen estampada en la tilma de San Juan Diego) es un evangelio vivo, es porque sin palabras su sóla imagen hablaba para el pueblo indígena, para el pueblo español, pero sobre todo para los mestizos que en el momento de su manifestación eran los del medio, los despreciados por unos y por otros y que no llegaba ninguno a la edad de 8 años, se presenta ella pues, como una doncella de no más de 16 años mestiza. Es palabra de Dios viva porque (como muchos saben) toda las características iconográficas de su imagen hablan del "Dios por quien se vive" en dialecto indígena y en idioma español. 

Nos trae en su vientre al Salvador: Se presenta como madre de Dios y a la vez, muéstra a los indígenas que ese Dios está de acuerdo, bendice y celebra la nueva generación mestiza que se levanta entre el dolor, la violación, el maltrato y pocos intentos de diálogo o mediación. Elije entre muchos a Juanito, su pequeño, el más pequeño de sus hijos. Y el obediente en todo, con amor, respeto, reverencia, educación y humildad cumple con todos sus deseos confiando plemanmente en lo que su corazón siente, sus oidos oyen, sus ojos ven: la herencia de sus antepasados en equilibrio con la enseñanza cristiana que hace pocos años acababa de aceptar.

Adviento es tiempo de espera y de preparación... María vivió un adviento de 9 meses hasta la llegada de Jesús en el portal de Belén. Su adviento fue profundo, lleno de pruebas, adversidades, temores, abandono... Pero no de Dios, así que "con Dios todo, sin Dios nada", siguió adelante acompañada del hombre que más la amó José de Nazaret. 

Nuestro adviento dura 4 semanitas, en las que normalmente es más el tiempo que dedicamos a colocar adornos y ambiente navideño que reflexionar sobre el misterio de la Salvación hecho realidad en Jesús, Dios hecho hombre por amor. También olvidamos "contemplar" la 2da venida de Jesús como Rey y Señor de todo. Y que, esta venida no sola se refiere a La Parusía, sino también al día que nos llame a su presencia... En conclusión, para nosotros sería beneficioso tener por lo menos 1 hora de adviento diario (por decirlo de alguna forma) donde preparemos nuestro ser para recibirle en gracia en el momento que él disponga.

Dentro de esta afirmación, refiero "la moda loca" de utilizar el día de la Guadalupe 12/12/2012 para afirmar que se acabaría el mundo (ahora lo pasaron para el 21 por los Mayas, creo) y la gente enloquecida haciendo cuanto "ritual" le permitiera "escapar" o recibir el "apocalipsis" en mejor disposición. No me rio, me entristece tanta ignorancia y tanta necesidad el ser humano de que todo termine y no de que todo comience. El apocalipsis no es el terminar, es el iniciar. Es el principio de la vida con Jesús reinando sobre todo lo creado. La muerte, para ser mas claros debería significar para nosotros los cristianos: puente que nos acerca a la eterna felicidad, al paraiso que es estar con él y en él para siempre.

Despúes de las 12am todo el mundo escribía sobre el karma y de que teníamos una nueva oportunidad para hacer el bien... Dios mio, Dios mio... Pensar que cada día al despertar es el momento para agradecer que tenemos un día más, nuevecito, sin estrenar para ser felices, para amarle, alabarle y servirle en todo y en todos.

Que este domingo cuando inicia esta 3era semana de Adviento, semana de Gozo, nos permita reconciliarnos con Dios y con los hombres, y esperar de forma alegre el encuentro con el amado, en esta vida y en la eterna. Amén.


Alabado sea Jesucristo.

19 nov. 2012

UNI2 EN ORACIÓN

Querid@s herman@s:
Hoy compartimos un artículo que resume nuestro sentir, y la invitación a hacernos partícipes desde la oración y la acción.

Unámonos en oración por nuestros hermanos en conflicto. No se trata de tomar partes, apoyar o denunciar, solo les pido hoy: Orar. Perdemos el tiempo en tantas cosas absurdas, dedicamos nuestro pensamiento a tantas tonterías... Por qué no utilizar unos minutos para levantar nuestras manos y clamar por la paz, la humildad, la compasión entre todos los involucrados? Hoy por ellos, mañana por nosotros. Padre bueno, te pedimos en nombre de Jesús, nuestro amado Salvador, derrames su sangre poderosa y tu espíritu de verdad sobre todos nuestros hermanos que están en conflicto. María, madre buena, madre de todos los hombres: cúbrelos con tu manto de amor. Amén. Ángel de la guarda de los paises en conflicto, apaga el fuego de la ira, la incomprensión, la violencia y el desamor, en el nombre de Jesús. Amén.
El conflicto en la Franja de Gaza
Testimonio de la Madre Nazareth desde esta estrecha franja de tierra al suroeste de Israel donde se ha recrudecido la violencia, y los bombardeos israelíes y misiles palestinos dañan a la población civil: "Es nuestro deseo permanecer cerca de tanta gente, de tantos civiles, que sufre inocentemente las circunstancias de esta situación"

Somos consagrados de la Familia Religiosa del Verbo Encarnado. El Instituto se halla presente en Gaza de manera permanente desde hace casi 4 años, aunque nuestra misión allí comenzó hace unos 8 años. Nuestros sacerdotes atienden la única parroquia católica de la Franja, uno de los padres es director en las dos escuelas que el Patriarcado Latino de Jerusalén tiene en Gaza.

Las religiosas colaboran con los sacerdotes en los apostolados con niños, jóvenes y familias cristianas, además de atender la sacristía parroquial y ayudar en la Liturgia de la Parroquia de la Sagrada Familia.

Una pequeña comunidad católica, unas 200 almas, que tratan de vivir ferviente y sencillamente su fe cristiana.

Les escribimos estas líneas porque varios amigos y conocidos nos han pedido noticias frescas de aquí. Desde el último sábado se han vivido momentos de tensión en Gaza, situación que ha recrudecido desde el miércoles 14 de noviembre por la tarde.

Los ataques y las respuestas han sido prácticamente continuos. Se han interrumpido las actividades. El Ministerio de Educación de la Franja ha resuelto que en principio no habrá clases durante 72 horas. Los negocios están cerrados. La gente está asustada ... Ayer hemos tenido electricidad todo el día y toda la noche. Sin embargo la gente al anochecer apaga todas las luces de sus casas a causa de los ataques. Parecería que, paradójicamente, así se sintiesen más seguros.

Los cristianos que en algunas ocasiones nos preguntaban si tenemos miedo de estar aquí y nos invitaban a permanecer en sus casas, en esta oportunidad nos han preguntado si nosotros estamos dispuestos a recibirlos en la Iglesia en caso de que esta situación se prolongue.

Uno de ellos nos ha dicho a los sacerdotes y religiosas: "por favor ustedes no se vayan, ustedes no se tienen que ir. Si ustedes se van, ¿quién se queda acá con nosotros?".

Muchos cristianos nos llaman por teléfono preguntando cómo estamos, si necesitamos algo, poniéndose a disposición. También lo han hecho amigos, conocidos y miembros del cuerpo diplomático. A todos les agradecemos su cercanía y les pedimos oraciones.

Si bien la Parroquia se encuentra en una zona espinosa, por gracia de Dios estamos muy bien. Nuestras Casas -tanto la de los sacerdotes como la de las religiosas- se encuentra en el predio de la parroquia y de la escuela, por esa razón es uno de los lugares más seguros. Esto es debido a que es un lugar bien conocido por todos en donde la violencia -de cualquier clase que sea- no tiene injerencia alguna y en donde se educa a la paz y se trabaja por conseguirla.

Estamos a la espera de lo que suceda en las próximas horas... Es nuestro deseo permanecer cerca de tanta gente, de tantos civiles que sufren inocentemente las circunstancias de esta situación, especialmente nuestros cristianos. Nuestra misión consiste especialmente ahora en acompañarlos de cerca, dar una palabra de consuelo, de esperanza, ayudarlos a acudir a Dios, enseñar el perdón y el valor del sufrimiento cristianamente vivido.

Nuestro Señor Jesucristo, Príncipe de la Paz acoja las oraciones que se elevan desde Gaza y por Gaza. Que Él conceda a todos el amor por la justicia, la paz y la reconciliación. Que Él consuele a todos aquellos que sufren, sane a los heridos... haga cesar el estruendo de toda agresión. En definitiva que conceda una justa paz entre israelíes y palestinos.

Lo que es y parece imposible para los hombres no lo es para Dios. Que Él toque los corazones de todos a fin de que un día -no muy lejano, esperamos- puedan todos los habitantes de esta bendita Tierra Santa vivir como hermanos. Es decir, como Dios manda.

Madre María de Nazaret, SSVM. 15 de noviembre de 2012
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=24532&id_seccion=22 

11 nov. 2012

FELIZ DÍA DEL ABRAZO EN FAMILIA 2012

Desde el año 1990 La Conferencia Episcopal Venezolana, a través  del Departamento Nacional de Familia, se propuso celebrar el día nacional de la Familia, escogiendo como fecha el 2do. Domingo del mes de noviembre, en aquel año se eligió como lema: Día del abrazo en familia, el cual por el impacto que causo en la sociedad; quedo establecido como frase que identifica este programa a nivel nacional.  Cabe destacar que en la actualidad la celebración del abrazo en familia se ha extendido a la semana nacional de la familia, pero manteniendo el 2do domingo de noviembre como el día central de la Campaña.

Desde este pequeño lugar en la inmensa red les decimos:

¡FELIZ DÍA DEL ABRAZO EN FAMILIA! 

Juntos, construyamos la paz. Abraza a tu familia y a todos aquellos que por ser hijos del mismo Padre: Dios, también lo somos. ¡Dios bendiga a todas las familias!. Digamos NO AL ABORTO, a la violencia, a la incomunicación, al egoísmo, al individualismo, la soberbia y al consumismo que nos separa. Abraza, abraza, abraza... Besa, perdona, ama. Desde aquí: mi abrazo fuerte y sincero, besos, perdones y sonrisas. ¡Feliz Domingo!


ORACIÓN POR LAS FAMILIAS

Bendito seas Señor,
porque en tu Amor nos reuniste
para formar nuestra familia.
Te damos gracias por vivir juntos.
Te pedimos que protejas
y conserves nuestro hogar.
Que sus puertas estén siempre abiertas
para los que quieran entrar en él
y compartir nuestra alegría y amistad.
Enséñanos a aceptarnos como somos,
con nuestras cualidades y defectos;
a presentarte nuestros planes y sueños;
a pedir tu ayuda;
a ofrecerte nuestras alegrías y nuestras penas;
a recomenzar después de cada caída.
Te pedimos que como miembros de tu Iglesia,
sepamos llevar tu mensaje de amor
a todos los que nos rodean.
Que tu amor nos conserve siempre unidos
y en paz.
Por Jesucristo, nuestro Señor,
Amén.



6 nov. 2012

¿Qué mueve y alienta nuestra fe?

No me mueve mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tu me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido;
muéveme el ver tu cuerpo tan herido;
muéveme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme en fin, tu amor de tal manera
que aunque no hubiese cielo yo te amara
y aunque no hubiese infierno te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
porque aunque cuanto espero no esperara
lo mismo que te quiero te quisiera.

(Soneto adjudicado a San Francisco de Asís)

He estado leyendo, opiniones muy diferentes acerca de la fe, precisamente en virtud de que la Iglesia Católica propone este año como "El año de la Fe". Si hablamos de la fe o preguntamos ¿Qué es la fe?, tendremos muchas respuestas inclusive algunas que según nuestro criterio no necesariamente responde la pregunta incial. Si nos vamos al Catesismo de la Iglesia Católica, nos encontramos con la explicación "doctrinal" de lo que es la fe, lo que significa y los 2 elementos o dimensiones de la fe, a saber:

Fides qua: indica el acto mismo con que el creyente, bajo la acción de la gracia, confía en Dios que se revela y asume el contenido de la revelación como verdadero.
Fides quae: indica el contenido de la fe que es aceptado por el creyente, las diversas verdades de fe que son acogidas o creídas como una sola cosa, en un solo acto.

Según R. Fisichella: "no hay separación entre fides qua y fides quae; en efecto, los dos términos quieren especificar los diversos momentos de un acto único. Al creer, la persona acepta un contenido que la compromete; por tanto, la fides qua no abstrae de la fides quae, sino que está determinada por ella. La fides quae, a su vez, remite a la fides qua como al acto fundamental mediante el cual el creyente, en su libertad, acepta fiarse plenamente de la revelación de Dios".

La fe es por tanto un don, que se nos da por gracia (gratuitamente, sin pedirlo, quererlo o esprarlo) y que a debe alimentarse, manteniendo a su vez (el creyente) apertura a lo que "se ha comprometido" creer.

Yo me pregunto, si es un regalo que me ha sido dado, y ha sido alimentado, fortalecido por la educación o formación espiritual en mi hogar, o en la escuela... O en cualquier otro lugar donde, bendito Dios, se me haya dado la oportunidad a la edad o el momento igual o diferente a otros; y si, como dice el catesismo desde mi libertad como persona humana he aceptado juntamente con la fe creer a su vez en "la revelación de Dios", que puedo leer o interpretar como Jesucristo: Dios hecho hombre, "Dios que se muéstra, se revela, a la humanidad" de forma física y como Verbo; como PALABRA VIVA. Dios que se revela en "un pedazo de pan y en una copa de vino", que se muéstra en una "Cruz, aparentemente derrotado, como sígno y símbolo de VICTORIA". Que a su vez se manifiesta de forma poderosa como Espíritu que fortalece, sana, conduce, dirije, corrije... A la Iglesia (comunidad cristiana) y a los cristianos (persona individual)... ¿Por qué carambas seguimos buscando "rellenar" con cosas que nada tienen que ver con la fe?

Decimos: "Yo le tengo muuucha fe a ese médico, porque salvó a fulanito". "Yo le tengo muuucha fe a la señora tal, que lee las cartas y lo dice todo". "Yo le tengo muuucha fe a tal medicamento"... "Yo le tengo fe a mi marido, ese es un santo"... "Yo tengo fe en este gobierno que nos sacará de abajo"... Yo tengo fe en mi, todo lo puedo, todo lo que quiero lo consigo si me lo propongo"... ¿De qué fe estamos hablando?

Lo que se nos pide este año es profundizar en el conocimiento del Dios que se nos revela día a día.Se nos reveló en el pasado y seguirá revelandose (mostrándose) hasta el final de los tiempos: "Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre... Alfa y Omega, principio y fin... Se nos pide "revisar" en quién hemos puesto nuestra fe, que insisto, no va en cuanto a "la confianza" que le tenemos a tal o a cual cosa, algunas de ellas, que directamente difieren de "la fe en Dios y en su reveleación, en su palabra" como por ejemplo las prácticas supersticiosas. 

O el total abandono sentimental en el que vivimos hacia tal o cual persona... Ojo, que nos equivocamos nosotros, que metemos la pata? los demás también... Cuando estas personas o instituciones "se nos caen" (que es lógico) les caemos encima, los tachamos, y los ponemos en un lugar del corazón donde causan dolor pero ese dolor alimenta o justifica la razón de por qué los tiramos allí. Otra incoherencia más hacia la fe revelada en los evangelios: "Ama a tu prójimo... Bendice a los que te maldicen... Perdona 7 veces 7....

La fe, debe llevarnos a comprender (y no hablo de religión, porque ahora está de moda decir que los católicos no tenemos espiritualidad sino religión... Una incoherencia y estupidez total, pero eso es otro tema) que hemos recibido una gracia, un regalo que es inherente a nuestra condición humana: Cuerpo, mente (alma) y espíritu... Que hemos sido hechos a su imagen y semejanza: "Nos has creado para Ti, y nuestro corazón no descansará hasta que descanse en Ti". San Agustín de Hipona. Que hemos salido de sus entrañas y no hayaremos llenura hasta no volver a él, porque es donde pertenecemos. Por eso nada en esta vida, nada puede llenarnos total y plenamente. Aquello que a él le agrada es lo que va llenando nuestra existencia, desde el amor compartido y desde el dolor.

La fe implica sufrimiento, individual y compartido: "Pues, así como abundan en nosotros los sufrimientos de Cristo, igualmente abunda también por Cristo nuestra consolación. Si somos atribulados, lo somos para consuelo y salvación vuestra; si somos consolados, lo somos para el consuelo vuestro, que os hace soportar con paciencia los mismos sufrimientos que también nosotros soportamos. Es firme nuestra esperanza respecto de vosotros; pues sabemos que, como sois solidarios con nosotros en los sufrimientos, así lo seréis también en la consolación". 2 Co. 1, 5-7

Y he aquí lo que más "cuesta de la fe": El creer en un Dios que todo lo puede, pero...
 
  • Nos falta el dinero, o tenemos el techo lleno de huecos y todas las cosas que se derivan del hecho de no contar con un buen ingreso económico (para no entrar en detalles).
  • Oramos, oramos y oramos y mi madre, una mujer buenísima, fiel a Dios, legionaria, sigue enfermita, un día regular, un día nada regular, un día mal, y por alláaaaaaaaa, un día bien.
  • No nos quieren en ninguna parte (jajajaja) lamentablemente, creamos sin querer una mala fama de "exigentes en cuanto a las cosas de Dios" (exigentes, no intransigentes) y hasta ahí. Si los hermanos que hace más de 10 años nos hicieron la campaña de descrédito en la Iglesia local (y en otras partes a nivel nacional también) le hubiesen hecho la campaña electoral al candidato opositor en Venezuela (pasadas elecciones) hubiese ganado. Fue mayor la credibilidad en sus mentiras, que la obra, los buenos frutos resultados en el servicio dado a Dios por más de 20.
  • No tenemos hijos: Después de tantos tratamientos (y vienen más, aunque yo estoy en negación), de una operación traumática, de las quimioterápias... 
  • Que hoy en día, sigamos cayendo mal porque seguimos siendo exigentes, y a su vez buscamos servirle a Dios con excelencia. Buscamos y nos esforzamos para que nuestros estudiantes le amen, sean buenos, sean excelentes ciudadanos, mantenga la alegría, no sean viciosos... Que la única forma de trabajar con nosotros (especialmente conmigo) es a la mala "no se la deje montar encima, manténgala en su sitio, no la deje opinar y si opina, así tenga la razón y lo que dice es lo mejor, dígale que no, que ya hay otras ideas mejores... Sométala, que haga lo que usted dice, aunque usted no sepa nada de lo que debe hacerse y ella si...

En fin, puedo hacer una lista bien larga, esto supone ¡que pierda o aumente mi fe? ¿Que elija otra religión, otra creencia, o simplemente "invente" una propia en la que me sienta "cómoda" donde nadie me cuestione o me moleste? Según San Pablo, eso es simplemente absurdo: (...) En él vivimos, nos movemos, existimos... Hch. 17,28. Al mismo tiempo que la condición sine qua non de la fe es: "La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven. Heb. 11,1

La fe juntamente con la Caridad y la Esperanza conforman las Virtudes Teologales: Catesismo de la Iglesia Católica: 1813 Las virtudes teologales fundan, animan y caracterizan el obrar moral del cristiano. Informan y vivifican todas las virtudes morales. Son infundidas por Dios en el alma de los fieles para hacerlos capaces de obrar como hijos suyos y merecer la vida eterna. Son la garantía de la presencia y la acción del Espíritu Santo en las facultades del ser humano. Tres son las virtudes teologales: la fe, la esperanza y la caridad (cf 1 Co 13, 13). Para concluir: La fe, debe producir en nosotros FELICIDAD, ALEGRÍA Y AGRADECIMIENTO.

                                                                                                                 ¡Alabado sea Jesucristo!

Nota: Debo decir, que lo que Cesar y yo escribimos en este blog nace, se realiza y sale del estudio, la oración y la vivencia diaria. No somos teólogos o filósofos afamados, ni somos Doctores en la fe, simplemente, al igual que muchos de los que leen estas línas, somos creyentes comprometidos en conocerle más, amarle más, servirle más, con calidad, caridad, compasión y justicia. Intentamos evangelizar a través de estas "reflexiones compartidas, jamás pensando que son la "suma teológica" ni Palabra de Dios que se debe seguir y creer tal cual, pero si con bases y fundamentos en la Palabra de Dios y la tradición que hemos decidido libremente creer y profesar.


Hago esta acotación, en sentido humilde, ya que no pretendo eregirme por encima de nadie. Simple y libremente, les comparto un pedacito de nuestra espiritualidad. Como bien lo explica el nombre de nuestro blog Koinonía. Por ello, sus comentarios, recomendaciones y posiciones también son importantes en nuestro crecimiento.