25 nov. 2008

Mí Padre me Ama

Para cerrar lo que ha sido esta jornada Familiar de Educación en Valores (aunque nos faltaron 2 temas que en otro momento expondremos), queremos compartir con ustedes esta pequeña biografía y un video el cual dedicamos primeramente a nuestros Padres: Luis y Genaro, que ya están en la presencia de Dios y que fueron amigos, compañeros, padres ejemplares, justos... Laura y yo nos sentimos realmente agradecidos a Dios por los Padres que nos dio. Viendo este video revivimos muchas cosas y sentimientos personales, más aún al pensar que es Dios el que inspira este amor de Padre en cada uno de nosotros.

Es triste pensar que muchos padres abandonan su misión para dedicarse únicamente a proporcionar bienes enonómicos o muchas veces son los responsables directos de las desgracias de sus hijos, como violaciones y prostitución entre otras cosas.

Dios que es Padre y es amor, toque nuestros corazones a través de este testimonio y podamos a la vez, unirnos en alabanza y acción de gracias por su bendición en nuestras vidas. Dios les guarde.



El Equipo Hoyt son un padre (Dick Hoyt) e hijo (Rick Hoyt, nacido en 1962) en Massachusetts que compiten juntos en maratones, triatlones y otros desafíos físicos. Rick tiene una discapacidad adquirida al momento de nacer por falta de oxígeno a su cerebro ya que su cordón umbilical se enredó alrededor de su cuello lo que le originó una parálisis cerebral. Dick lo lleva en una silla especial acoplada al frente de su bicicleta, lo arrastra en un bote especial cuando ellos nadan y lo empuja en una silla de ruedas adaptada cuando ellos corren.

Gracias a sus padres, que ignoraron el diagnóstico de los médicos que indicaron que el se mantendría en un estado vegetal persistente y a los ingenieros de la Universidad Tufts, que reconocieron que su sentido del humor indicaba inteligencia, a la edad de 12, Rick fue capaz de aprender a usar una computadora especial para comunicarse, usando movimientos de su cabeza. Las primeras palabras que él logró escribir fueron "Vamos Bruins!", es entonces que la familia comprendió que era un fanático de los deportes. Ellos entraron a su primera carrera en 1977, una carrera benéfica de 5 millas para un jugador de lacrosse lesionado que fue compañero de escuela de Rick.

Dick es un Teniente Coronel retirado de la Fuerza Armada de los Estados Unidos en la Guardia Nacional Aérea. Rick logro un Grado académico de la Universidad de Boston en Educación especial y ahora trabaja en el Colegio de Boston. Ellos continúan compitiendo en carreras y además, son Oradores motivacionales.

Hasta junio del 2005, el Equipo Hoyt participó en un total de 911 eventos, incluyendo 206 Triatlónes (6 de los cuales fueron competiciones Ironman), 20 Duatlónes y 64 Maratones, incluyendo 24 Maratones de Boston consecutivas. Ellos además han manejado bicicleta y corrido a lo largo de los Estados Unidos en 1992, una jornada de 3,735 millas que les tomo 45 días.

Cuando una vez se le preguntó a Rick que cosa desearía darle a su padre, el respondió "La cosa que yo más quiero es que mi padre se siente en la silla y que yo pueda empujarlo."

7 comentarios:

  1. La verdad es que es emocionante, pone la piel de gallina...

    Lo había visto antes, pero reconozco que el final, la sonrisa y los ojos de ese chico, siempre me sorprenden.

    Una lección para todos...padres e hijos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Cesar:

    Me alegra ver que hayas publicado este post que yo iba a votar por super-excelente pero no encontre la sexta estrella :).

    Mi esposa me acaba de contar también sobre esta pareja heroica de padre-hijo excepcional, que son un ejemplo para tantas familias donde existen hijos abandonados por sus padres y padres abandonados por sus hijos.

    Aparte, me hicistes recordar otro video que vimos en You tube sobre una abuelita mexicana que lleva todos los días a su nieto que sufre paralisis cerebral a sus terapias, realizando un recorrido tremendo sin sillas de ruedas ni carro propio, sin que nadie la pueda ayudar. Esta señora y el Sr. Rick son modelos a seguir para todoas aquellas personas que tienen familiares con discapacidades.

    Que Dios los cuide a ambos.

    ResponderEliminar
  3. Hola...

    Como dijo Cris..una lección para todos..padres e hijos..

    Me gusta mucho leerlos...siempre dejan alguna enseñanza...Dios los bendiga..

    En Argentina hoy es el día de la Virgen de la Medalla Milagrosa...
    Algo publique sobre ella en mi lugar...Nuestra madre del cielo...

    Paso seguido a leer todo...pero no todas las veces dejo comentario..por mi poquísimo tiempo...

    Abrazos ....Silvia

    ResponderEliminar
  4. Estas son las lecciones de vida mas maravillosas que merecen ser mostradas ¡Gracias¡por compartirla Laura te dejo un besito y a ver si me "sigues" como yo a ti.

    ResponderEliminar
  5. Hola a todos! Pues como lo mencionaba al principio, es una lección para cada quien. En lo particular me sucedía cuando estudiaba hasta altas horas de la noche y mi papá me cargaba hasta mi cama porque me quedaba dormido, a pesar que ya por mi edad yo era más alto y corpulento. Sin embargo al enfermarse él, tuve la satisfacción no solo de cargarlo, sino de asearlo, alimentarlo y consentirlo.
    Y para quienes lamentablemente las circunstancias no han permitido que sus papás no los hayan acompañado, simplemente den gracias a Papá Dios que siempre está detrás nuestro empujándonos hacia la meta. Dios les Bendiga

    ResponderEliminar
  6. Olá hermanos! Pax Christi! De verdad una lección de vida, muy edificante. Bello post! Jesús Amado y María Santísima les bendiga hoy y siempre, mis hermanos! Abrazos in Domino et Maria semper!

    ResponderEliminar
  7. Hola Laura y Cesar,vengo a desearos un buen fin de semana.
    Lo mismo digo y hago en mis oraciones mis queridos hermanos.

    ResponderEliminar

¡Bendecid@! Deja tu saludo o comentario aquí.