28 sept. 2009

Donde está tu tesoro...


«Allí donde está tu tesoro, allí está tu corazón».(Mt. 6, 19-23)

Queridos hermanos:

Hoy comparto con ustedes esta palabra que ha movido mi vida el día de hoy.
Con ella recuerdo una canción de nuestra hermana Martha Reyes (quien la tenga, pásemela por favor, se me dañó) que además agrega: "Si Jesús es tu tesoro, el será tu corazón".

Realmente, me pregunto, ¿es Jesús el tesoro de mí corazón?
¿Creo firmemente que en el lo encuentro todo, y todo lo puedo en él?
¿Realmente estoy consiente de que "Todo lo hace bien" y que "Todo lo permite para bien"?

Ay, mis hermanos, como ha llorado mi corazón, al darme cuenta de que no, de que yo le he estado robando su trono en mi corazón, aquel que le di de forma libre el día que le dije: Si, Jesús. Te acepto como mí único Señor y Salvador, y se lo estoy dando a otras cosas que en sí misma no tienen poder.

Mis amados hermanos, que esta palabra llene sus vidas hoy, y que durante esta semana podamos descubrir si es Jesús realmente el tesoro de nuestros corazones, y al descubrirlo, preguntarnos entonces: y yo estoy dando de ese tesoro a otros?

Somos ricos, herederos de reino... Que no se apolille nuestra riqueza, repartámosla y quedemonos con la mejor parte: Jesucristo, el Señor.

Les amamos! Un abrazo fraterno.

3 comentarios:

  1. Magnifica reflexión que nos lleva a lo más importante de nuestra vida. ¡De qué me vale ganar el mundo y sus riquezas, si pierdo mi alma para toda la eternidad!
    Hay personas que llegan a decir que si pudieran conseguir una fortuna, aunque de forma ilegal, la tomarián. Dan por bueno estar unos cuantos años en la cárcel y luego a disfrutar. Sin embargo, ¿qué pensarián sí esa cárcel fuera eterna?
    Sabemos de nuestras limitaciones y pobrezas, pero confiamos en JESÚS, y también sabemos que ÉL nos conoce mejor que nosotros y sabe de nuestra incapacidad y pecados. Nuestro esfuerzo está en confiar, esperar en ÉL, tener fe y cuando ÉL quiera, dónde y como hará que sintamos la Gracia de no fallarle nunca más.
    Un abrazo en XTO.JESÚS.

    ResponderEliminar
  2. Gracias hermanito... Y si, el debe ser nuestro tesoro y al mismo tiempo nuestro corazón... Un abrazo en Cristo Jesús.

    ResponderEliminar
  3. el tesoro infinito es Dios, es más Dios-con-nosotros, pense en eso sobre todo porque ya se acerca el adviento y la navidad.

    ResponderEliminar

¡Bendecid@! Deja tu saludo o comentario aquí.