31 may. 2008

¿El verdadero amor?

Aunque hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, soy como bronce que suena o címbalo que retiñe. Aunque repartiera todos mis bienes, y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, nada me aprovecha. El amor es paciente, es servicial; no es envidioso, no es jactancioso, no se engríe; es decoroso; no busca su propio interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad.Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta. El amor no acaba nunca.

¿Cuántos de nosotros estamos dispuestos realmente a vivir este tipo de amor? Nuestra querida Ave Fénix nos ha inspirado a realizar esta entrada, y es que realmente cada día vemos, que escondidos detrás de las circunstancias, hacemos caso omiso a esta palabra:
  • Si tenemos un jefe o jefa en el trabajo que nos complica la vida, más que orar y ver qué podemos aprender de esa circunstancia, comenzamos a desear que le caiga un rayo (jajaja).
  • Si los hermanos rompen comunión con nosotros por sus razones equis, las de nosotros otras... Válidas todas desde la perspectiva y la realidad de cada quién, nos preguntamos: Para que me amen y haya comunión ¿debo siempre complacer a los demás, así eso vaya en contra de mí mismo y de lo que creo que debe ser? Yo creía que el amor estaba por encima de todo eso. Y comenzamos a juzgar, a mal poner a los demás, el chisme, el ataque, a ignorar... Que doloroso cuando incluimos a los demás miembros de la familia que, hasta inocentes son, de "ese mollejero". ¿Por qué? Sencillamente tengo derecho a reaccionar como yo quiero, y los demás a calársela, me imagino, hasta que se me pase... ¿Y cuánto y a cuántos he matado y he muerto mientras "se me pasa"?
  • Si hay liquidez monetaria se nos olvidan los que no tienen y cuando no tenemos, nos quejamos por no tener.
  • Nos la pasamos entonces como el protagonista de Mente brillante, viendo claves y mensajes donde NO los hay, y todos, absolutamente todos son contra mí... Y luego que se nos pasa el "aturdimiento" Dios aprovecha y nos muestra cuan suuuper leeejos de aquella promesa de vivir como Jesús vivió, de amar como Jesús amo, etc.
¿Qué nos pasa?
¿Por qué vivir en incoherencia con la Palabra que nos ha sido dada y que encierra el contenido de nuestra salvación? Por qué empeñarnos en vivir mal, en hacer el mal, en hacer daño en vez de vivir esa "vida en abundancia" que Jesús ganó para nosotros y regarla por todos lados para que otros la vivan también. ¿Por qué no ser siempre cristianos, con todos y cada uno y no solo con quien me conviene?

"Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros como lo esperamos de ti".

Definitivamente, hermanos, si Dios no va delante de nosotros, si no lo dejamos tomar las riendas de nuestra vida, y seguimos haciendo las cosas a nuestra manera, porque total, Dios está en función mía, y no yo en función de él y de su obra de salvación... De nada vale. Todo es vanidad de vanidades, es arar en el mar, es soberbia... Entonces no necesitamos de ningún Dios porque ya nos tenemos como Dioses a nosotros mismos.

Que esta reflexión nos ayude con humildad a reconocernos siervos inútiles sin su gracia, sin su poder. Que nos lleve a realizar una revisión completa, una confesión honesta y a continuar adelante poniendo manos en la obra que nos ha sido encomendada, y tomando la palabra en todo su contexto y no sólo las partes que me convienen o más me gustan.

Oren ustedes por nosotros, para seguir siendo Más que Vencedores en Cristo, y nosotros, como ya es sabido lo seguiremos haciendo por ustedes: por todos aquellos que nos visitan y por todos aquellos que nos han dicho: Epa este es mi enlace, agrégenme, ya que eso significa que tienen el interés de formar parte de nuestros bloggers amigos y lo hacemos con mucho gusto. Los que ya no están en nuestra lista es porque así nos lo han pedido o porque simplemente cambiaron sus direcciones y nunca nos avisaron directamente sobre una nueva, eso se tradujo para nosotros en: no queremos más nada con ustedes y eso se respeta. Nosotros igual siempre les tenemos en nuestras oraciones y corazón.

Estos espacios son herramientas para evangelizar, compartir la vida y las experiencias, no los usemos para escandalizar ni para mal poner a los hermanos, usémoslos para AMAR y enseñar a AMAR. Un abrazo para tod@s los que viven en comunión con Cristo a través de esta Koinonía en Línea.

Gracias! Dios les guarde.

12 comentarios:

  1. Hola Laura:

    Muy lindo blog el que tienes.

    Decirte que te agregaré en mi lista de blogs de interés.

    Gracias por tu visita.

    En los Dos Corazones

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Dios te guarde a ti por unirte a nosotros en esta comunión. Un abrazo fraternal.

    ResponderEliminar
  3. Hola mi querida hermana Laura:

    Primero felicidades a los dos por su aniversario de matrimonio, que el señor los fortalezca en su unión y los ilumine.

    Gracias por este post sobre el amor es mu bello y nos deja muchas reflexiones en especial cuando oramos o pedimos por aquellas personas que tienen algún problema con nosotros.

    Amiga te invito a que pase por el blog que te dejé un meme.

    Dios los bendiga.

    ResponderEliminar
  4. Hola cariño, siempre es gusto que pases por aquí. Abajo hemos resuelto 2 memes que teníamos pendientes hace uuuffff jajaja... Así que, espero te conformes con leer, los hemos resuelto a la par, Cesar y yo. Gracias 1000. Un abrazo fraternal.

    ResponderEliminar
  5. Hola laura,intentas hacer lo mejor posible,pero siempre hay alguien que te deja un sabor "amargo".
    Hasta pronto hermana.

    ResponderEliminar
  6. Hola Laura, les acabo de dejar un reconocimiento en en blog 123xyz por su digna labor.

    Dios los cuide.

    ResponderEliminar
  7. Laura , es una preciosa reflexsión, necesito volver a leer cada palabra....

    Un fuerte abrazo para tí y para Cesar.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos queridos herman@s. Sigamos adelante. Mayor es el que vive en nosotros: Jesucristo El Señor.

    ResponderEliminar
  9. Hola,

    Muchas veces en nombre del amor, cometemos los más grandes desamores, y es que nos quedamos en una dimensión muy pequeña del mismo, y no llegamos a su real grandeza, Dios es Amor, y a esa dimensión debemos apuntar.

    Muy buen artículo, creo que es a esa dimensión de amor llamada agape, a la que debemos alimentar más, para que este sea como el que nos enseña San Pablo.

    Gracias y bendiciones

    ResponderEliminar
  10. LAURA,ESPERO Q SEA TU LA Q PIENSO.PERDONA Q MI CABEZAA SEA TAN ESTRECHA.PERO QUIERO HABLAR CONTIGO, SI TU QUIERES.NO PUEDO MAS. BESS

    ResponderEliminar
  11. Jorge, completamente de acuerdo contigo.

    Anónimo, yo sé quién soy pero quién eres tu? Jejeje, mira, arriba en el comienzo de la página encontrarás nuestros perfiles. Cualquier cosa, déjanos un mensaje con tu correo a ver qué podemos solucionar. Dios te guarde.

    ResponderEliminar
  12. Qué difícil es amar hasta ese punto...que no es otra cosa que dar la vida.

    Yo me veo incapaz en mis fuerzas, pero confío en que Dios me dará un corazón de carne...sé, "Que la esperanza, nunca defrauda", jajaja.

    El amor todo lo espera...todo lo soporta...

    Aunque vale para todas las facetas de la vida...me fijaré en el matrimonio y la familia, ya que esa lectura siempre se suele elegir en las bodas, aqui en España...

    Si realmente nos la creyéramos..., cuantos matrimonios no se romperían, cuantas familias no se destrozarían, cuantos niños nacerían, cuantos ancianos no estarían abandonados en sus casas, en los asilos, cuantas y cuantas y cuantas cosas se me ocurren.

    Tengo plena confianza en que alcanzar este amor, no es imposible.

    Un saludo

    ResponderEliminar

¡Bendecid@! Deja tu saludo o comentario aquí.